2 años de bits

October 28, 2006

Eran los ultimos dias de 2004 cuando decido renunciar a mi comodo trabajo de webmaster en CEDHA.

Mis padres, un poco sorprendidos, me preguntaban que tenia pensado hacer el año siguiente. No tenia una respuesta segura, ni yo mismo lo sabia con certeza. Las palabras de mi tio, preocupado, martillaban mi cabeza constantemente: “Buscate algo mas seguro, ponete un cyber o un telecentro”. Obviamente, el consejo de mi tio no me sorprendia: El sabia exactamente que el camino no iba a ser para nada facil.

La aventura del renunciar a tu trabajo (bien pagado, comodo, buenos horarios, pero sin perspectivas de crecimiento) y empezar tu propia empresa es siempre una decision importante, en mi caso, la decision mas importante, hasta ahora, que hice en mi vida.

Ya era fin de año. Una mini pelea con mis padres. “¿Que vas a hacer? Mejor recibite y despues hablamos bien”. Mis padres estaban igual de preocupados que mi tio. “No podemos pagar mas la Universidad y tu estadia en Córdoba”, casi que podia intuir estas palabras todos los dias en sus cabezas. Yo, obstinado, pensaba que aunque no sabia exactamente que iba a hacer, el cambio iba a ser para mejor. Confiaba en mi, tenia que intentarlo. Despues de todo, no tenia nada que perder, solo tiempo. Era ahora o nunca. Y yo, siempre tuve en claro que el ahora es hoy. Ya. Ahora. No hay tiempo para mañana, no hay tiempo para pensar y dejar entrar mas miedos de los que uno ya tiene.

Ya empezaba 2005.

Y empezaba complicado. Me mudaba de departamento, a uno mas grande, que funcionaria de estudio. Una mesa nueva, olor a barniz, manos de pintura recien pasadas. Nuevos vecinos, nuevo barrio (mucho mas caro que el anterior) y nueva gente para ver. Tenia un poco de miedo. Este departamento me iba a acompañar por 2 años más, y todavía no me acostumbraba. Era el 10 de Enero, o algo asi. Yo estaba en Cordoba, tratando de empezar. Y en Enero, como saben, ni los kioskos abren en Cordoba. Todo el mundo vuelve a sus casas a descansar. Estaba totalmente solo en la ciudad, con un par de dias sin luz y sin gas, pero con muchas ganas de empezar. La mezcla de miedo, incertidumbre y excitacion de esos dias no la voy a olvidar nunca.

Papeles de inscripcion para declaracion de ganancias y tramites ante la AFIP para ser monotributista. Frustraciones del sistema burocratico argentino. Pero ya, luego de unos dias que prefiero olvidar, finalmente, estaba listo para empezar. Tenia todo en regla, como si fuera a facturar miles de pesos al mes. Pero luego la realidad seria otra.

Y ahora que hago?

CEDHA fue mi primer cliente. Acordamos en reducir mi sueldo a casi 1/4 de lo que ganaba, con el beneficio de no asistir a la oficina todos los dias. Eso me permitiria enfocarme en buscar nuevos clientes y proyectos en los cuales trabajar. Lamentablemente, no aparecia ninguno importante. Ninguno. Nada. Nada a la vista. Trabajos chicos, changas de diseño impreso y diseño web, proyectos pequeños, casi que no aportaban a mi economia como empresa. Unos vinos a cambio de un logo nuevo. Unos spams que se disfrazaban de “newsletter” para otros “emprendedores”. Y asi, pequeños proyectos que, ahora, mientras migro mi correo de Outlook Express a la Apple Mail, voy borrando y olvidando de mi cabeza.

De repente aparece mi primer cliente importante, Users. La revista que leia desde chico y en la que siempre tuve ganas de escribir, pero no sabia como hacerlo, esta vez, me ofrecia colaborar en una seccion llamada “Webmasters”. Estaba contentisimo. Mi primer nota en la revista tenia de titulo, “Estandares Web”. Nervioso, le mando a la que entonces era mi amiga, y luego seria mi novia, la nota por mail. “Mirá, no es joda lo que hice. Leela y decime que onda”. Al parecer la nota gusto (me llevo creo, 5 veces el tiempo de escribir una nota para la revista ahora) y me ofrecieron seguir escribiendo. Bien, de repente, estaba feliz, todo se iba acomodando poco a poco.

Era tiempo para mi primer contacto con USA. Rent a Coder, un sitio en donde te prostituias por un par de dolares, me hizo el contacto con un Texano explotador y pelotudo. 3 diseños de weblogs en menos de 2 semanas. Al Texano le encantaba como diseñaba, y no podia creer que le cobrase tan poco. Yo, contento, con mis primeros 200 dolares en la mano, me sentia millonario. “Que bueno!”, pensaba. Me sentía importante.

Varios dias pasaban. Proyectos chicos seguian. “Querés hacer un seminario?”, me decia Sergio. Era en Jujuy. Tema: Diseño de sitios con estandares, algo que venia mamando desde hace ya muchos meses. “Claro”, respondi. Por dentro me moria de miedo. Jamas habia hablado en publico. Me presentan, me pasan el microfono y empiezo a hablar. 2 horas. La primera hora fue la prueba de fuego, la segunda, ya estaba mas canchero. Mi ex novia que sacaba fotos como loca. Mis padres que fueron a verme. Mi madre que no entendia nada y se fue. Mi papa que me felicitaba. Escucho “miralo vos al licenciado …” en el break. Yo era un pibe. 23 años y ya estaba, capacitando, de la forma que podia, a un auditorio. Por suerte nunca se dieron cuenta que ni siquiera tenia un titulo intermedio todavia. Creo que ni les importaba.

Mas dias. Mas trabajos chicos que ni siquiera recuerdo. Una amiga me viene a visitar desde Neuquen y me enamoro perdidamente de ella. Me acompaña durante toda la mitad de 2005 y me siento mas fuerte que nunca. De repente, se me ocurre una idea, de las mas chotas que tuve en mi vida. Como ella vivia en Neuquen, a cientos de kilometros de Cordoba, y el envio de mensajes a celulares por Internet era gratuito, decido hacer publica una aplicacion que ya tenia (y repito, la idea mas chota del mundo), que permitia mandar SMS por una web. De repente todo el mundo empezaba a usar el sitio. 8000 personas por dia entraban al sitio, y confiaban en el. Yo no lo podia creer. Como puede ser, que un sitio que hice en menos de 1 hora sea tan popular entre tanta gente? Joder, si yo solo queria mandarle un mensaje gratis a mi novia porque en mi celular jamas tenia credito.

Ahi me doy cuenta que hasta la idea mas chota que tenes en la cabeza puede no serlo para otras personas. Ahi me doy cuenta que hay muchos pelotudos dando vuelta, pensando que todo es competencia. Que todo es guita. Que los queres cagar. “Me quemaste la idea, YO LA HICE ANTES”. “Ya no soy TU amigo”. “Te vendiste”. Pelotudos. Repito: Yo solo queria mandarle un mensaje a mi novia, gratis, por Internet. Porque jamas tenia credito. Lo demás, es historia.

Otro seminario. Ya era Diciembre. Esta vez en Cordoba. Lo organizabamos con un amigo, Gancé. Esta vez eramos 4, y hablabamos de Weblogs, en mi Universidad. El tutor de mi Universidad, entre desconfiado, no creia que podiamos organizarlo. Una llamada suya, 5 minutos antes de que empiece, me descolocó: “Y maestro? Se hace o no el seminario?”. Mi respuesta, lo ubicó a el. “Si, se hace. Estamos en el auditorio con los disertantes y la gente esta entrando. En 5 minutos empezamos. Donde estás?”. Luego me cobraria esta falta de respeto, el año siguiente, al rendir unas materias, en donde las notas fueron generosas casi sin estudiar. No hacia mucha falta. Que mejor para un tutor en sus primeros dias de asumido el cargo, que uno de sus alumnos organice un seminario? Ja, era el ejemplo perfecto del emprendedorismo que la universidad se jactaba de enseñar dia a dia, pero que sus alumnos conchetos, llenos de plata, acomodados, jamás habian puesto en práctica. Curiosa la vida.

Estanislao, un amigo de años, me viene a visitar una noche. Salimos a tomar unas cervezas. “Estaria bueno ir a Brasil a pasar año nuevo”, le digo al pasar. “Dale, vamos, gordo”, me responde. Volvemos a mi departamento. En menos de 1 hora ya teniamos programado exactamente, al detalle, como le gusta a el y a mi, el trayecto del viaje. Jujuy -> Tucuman. Tucuman -> Parana. Parana -> Brasil, Camboriu. Fecha: 1 de Enero.

Mi primer salida del pais consagraria un año lleno de logros. La incertidumbre se iba. Asi terminaba Diciembre, en palabras de mi novia de aquellos tiempos: “Siento que tenes una mochila en la espalda que no te la podes sacar”. Tenia razon. Estaba hiper nervioso, cansado, estresado. Pero no tenia ganas de parar. Necesitaba descansar si o si, o reventaba.

Pero claro, recien me daria cuenta que necesitaba descansar cuando estaria en Brasil. 2 semanas de desconexion con el mundo. 2 semanas de volver a encontrarme conmigo mismo. 2 semanas de replantearme lo que habia hecho el año pasado. 2 semanas de tranquilidad absoluta. Amigos brasileños, zungas, empanadas de la playa, una amiga que luego seria mas que amiga, pizza para 10 personas (no teniamos un real ninguno) y arroz con carne en ollas para 30 personas. Si recuerdo algo de Brasil es eso. Volver a darme cuenta que la mochila que tenia en la espalda debia caer algun dia y volver a ser lo que era. Un pibe de barrio al que no le hace falta comer todos los dias en un shopping para estar bien, un pibe de barrio que estaba feliz comiendo media porcion de pizza en medio del sol con 10 brasileños desconocidos que me cargaban por mi pobre portugues. Yo me reia. Y estaba feliz de mi suerte.

2006

Vuelvo a Cordoba alrededor del 20 de Enero de 2006. 5 kilos menos, 50 centavos de real, 4 pesos y un paquete de galletas brasileñas serian mis compañeras de viaje, por 28 horas. Llamo a mi casa luego de casi 5 dias. Mi madre estaba enfurecida. No tenia plata para llamarla de Brasil. Como siempre, cuando te perdés, la vieja de uno piensa que ya estas muerto. Pero estaba sano y salvo, ya en Argentina y renovado.

Empieza el año. Acuerdo duplicar mi sueldo en CEDHA. Aceptan. Sigo escribiendo para Users. La idea de un libro no suena mal. Lamentablemente (o afortunadamente?) proyectos mejor pagados me hacian imposible escribirlo. El texano me deja un contacto mas en USA, un empleado, que como yo, se largaba a iniciar su propia empresa. Era Kevin. Kevin confiaba en mi. Le diseñe el sitio de su empresa. Quedo maravillado. No podia creer que por 8 dolares la hora tenia a un tipo que le estaba ofreciendo la misma calidad que un yanqui de 50 dolares. La era de la informacion, la globalizacion y el outsourcing hacian la magia. Yo, no entendia nada. Contento, comparaba estos 1000 dolares que obtenia comodamente, con los 200 que obtenia luego de horas y horas el año pasado. Algo estaba cambiando. Me daba cuenta de otras cosas. Y todo, cambiaba drasticamente.

En el interin me peleo con mi novia de ese entonces. Me desequilibro totalmente, pido disculpas publicamente en mi weblog por faltar a entregas con Users y trato de seguir. Kevin no paraba de recomendarme. De repente, me encontraba trabajando con otro cliente, Ryan, en un sitio que necesita un rediseño “as soon as possible”. Este otro texano tampoco podia creer, que ahora por 10 dolares la hora (ya habia aumentado 2 dolares mis tarifas, aunque todavia estaba dudando si podian pagarlo), un macaco tercermundista tenga la misma capacidad que un yanqui. Yo no podia creer que otra vez tenia mucho mas dinero del que nunca tuve en mis manos.

Me compro un monitor LCD. Otra computadora. Ropa. Y otras cosas materiales. Trato de suplantar mi bajon emocional con cosas materiales. Grave error. De repente me encuentro comiendo, solo, en frente de mi computadora, chateando con un amigo que nunca en mi vida vi. “Me gustaria cambiar (inserte el numero magico aqui) por una cena con mi exnovia”, le digo. Algo cambiaba una vez más.

De repente, me daba cuenta que tener toda la guita del mundo no te hacia feliz. De repente, me daba cuenta que esa promesa de compartir esos ultimos 5 centavos con la persona que amás vale mas que tener toda la plata del mundo en el banco, esperando para ser gastada.

Conozco a otra chica que me hace olvidar de mi ex-novia. Un clavo saca a otro clavo, dicen, y hoy lo puedo afirmar. La locura de esos días creo que es inexplicable. Trato de entenderlo y todavía no puedo. Trato de contarselo a alguien y es imposible de contar. Fue como un ciclón en donde no te podés dar cuenta a dónde te está llevando. Y cuando me paré a mirar, ví que el estar juntos era casi imposible, o imposible de realizar. Pero no importaba, ya estaba curado. Ya me había sacado a mi “ex amorcito” de mi cabeza. Y gracias a ella. Ahora, el futuro dirá si se puede o no. “Deja de pensar en lo que podría ser”, escucho. Y dejo en manos del destino lo que podría haber sido.

“Acaso las historias de amor inconclusas no son las mas romanticas?”, leo en un libro, y asiento con la cabeza.

Otro trabajo con Ryan. Ryan me recomienda a otro posible cliente. Decido aumentar mis tarifas a 20 USD por hora. Un cambio arriesgado. “Me quiero ir a Europa, por eso”, les digo. “Yo podria vender tus diseños incluso a 25 dolares por hora”, me refutan. Contentos todos. Risas. Kevin una noche, borracho, me dice “Sabemos muy bien que en Argentina vivís como un rey. Pero nos encanta la mierda que hacés. Y no nos afecta pagarte lo que pedís, así que te pagamos”.

Kevin se contacta con otro desarrollador en otra empresa, y claro, me recomienda para la “design shit”. Adam queda maravillado por el minimalismo de mi estilo, y trabajamos juntos en proyectos. Luego Kevin se contactaría con otro desarrollador que esta lanzando su propia empresa. Empezamos el dialogo con Kinan y acordamos trabajar en 2 proyectos interesantes, en los que todavia estoy trabajando. Por ese entonces, Ryan, me ofrece “reservarme” hasta Diciembre en uno de los proyectos mas interesantes que podrian surgir. Lamentablemente, todavia no ha salido, y yo sigo cruzando los dedos.

“Me quiero ir a Europa, ahi tengo alojamiento gratis con mis amigos”, le digo a Kevin. La excusa perfecta para saber si lo que el destino me hizo probar alguna vez podria ser cierto o no. “Pero pelotudo, en Europa que hay? Minas feas con pelos, espagueti y mafia. Venite a mi casa en Texas.”. No sé porque, esa noche creí que Kevin ya se habia dado cuenta hace rato que Europa jamás me atrajo, que siempre quise ir a Estados Unidos. Y otra vez me río de mi suerte y mi destino.

“Pedido de ayuda desde UES21”, leo en un mail de Septiembre. Se me traspapeló en una casilla de Hotmail que solo mi universidad la tenia. El nuevo tutor de mi carrera me recibe en su oficina: “Hola Rodrigo, quiero hacer blogs para la Universidad. Me dijo Gustavo (el ex tutor, con el que organizamos el primer seminario en la Universidad) que vos sos el experto en esto, contame un poco del tema”. Una charla de casi 3 horas en donde el tutor no puede creer todas las tecnologias y terminologias nuevas de la web. Pienso, para mis adentros, que si tendria que cobrarle 1 hora de consultoria, se la cobraria a 500 pesos. Porque lo que hablamos en esas 3 horas resumen buena parte de 2 años de nuevas tecnologias. Pero no, prefiero arreglarlo mejor. Una extension para terminar mi tesis el siguiente cuatrimestre a cambio de la implementacion de blogs en la Universidad. Mejor, imposible. Mi vieja, contenta. Yo, aliviado. El tutor, hizo el mejor negocio del siglo.

Ya es Octubre y tengo la plata. Durante 3 años o un poco más, habia escuchado la palabra “Apple” y “Macintosh” incesantemente en los famosos weblogs. Reconozco que al principio no sabia que era. Parecia algo de elite, algo que solamente los mas preciados diseñadores web podian tocar. Y yo queria saber que era eso que hasta ahora ni siquiera habia visto o usado. El año pasado ya me habia comprado un iPod y Apple me terminaba de seducir.

Es hora del siguiente paso. Cumplir el sueño de la notebook Apple. Cobro trabajos atrasados y un adelanto. Saco de mi cuenta en el banco 1400 pesos para completar la operacion. Miro el reloj del banco a cada minuto. Son las 1:10pm. Ruego porque el negocio no esté cerrado. Estoy nervioso. Estoy ansioso. Tengo en mi bolsillo derecho, junto a mi iPod, la mayor cantidad de plata que jamás tuve alguna vez. Me tomo un taxi y mis sospechas eran ciertas, se estaban yendo. Llego justo cuando estaban cerrando. “Hola Rodrigo”. “Llegué justo”, digo, excitado. Y la compro.

Ya tenia mi primer sueño en mis manos. Y lo habia hecho todo yo, sin pedirle un peso a mis padres. Ni a mi desconfiado tio. Estaba terminando el año de una forma que no podía imaginar hace 2 años atrás. Me corrijo: Estoy terminando el año de una forma que ni yo, ni mis padres, ni mis amigos, ni mi ex-novia, ni mi semi-novia, ni mi amiga-novia brasileña, ni mi perra, ni mi tío, ni mi abuela y ni siquiera mi prima de 5 años hubieran imaginado. De la nada a todo en unos meses. Y se siente bien, muy bien.

Todavia faltan 2 meses para que termine el año. Laboralmente, tengo trabajo hasta Diciembre. Si todo marcha bien, claro. La vida me ha enseñado que lo que hoy puede ser, mañana tal vez no, y nada es 100% seguro. Pero claro, ya estoy acostumbrado.

En Diciembre tengo que irme de este departamento, se me vence el contrato. Era esencial tener mi notebook para poder trabajar en cualquier lado. Mi tesis me llevará un par de meses, y realmente no necesito alquilar un departamento por 2 años más. Solo estar, en la casa de amigos o familiares, por un par de meses, hasta que me reciba. Tal vez pueda incluso estar en otro país. Me encantaría.

“Che gordo … que te parece si, esta vez en serio, nos dejamos de boludear y vamos a pasar año nuevo en Rio de Janeiro?”, le digo a Estani. Y Estani me devolvió, como lo hizo el año pasado, un predecible “puede ser”.

🙂

5 Responses to “2 años de bits”

  1. Matías Says:

    Wow… mucha agua bajo el puente.

    Es bueno saber que las cosas van viento en popa para vos.

    Hasta me diste ganas de escribir mi historia de los últimos 2 años. Ya veré si me pongo a escribirla en el avión de vuelta 😛

    Mis felicitaciones por tus triunfos.

  2. Rodrigo Says:

    Escribila. Te da una perspectiva de lo que estuviste haciendo en los ultimos meses, y eso es bueno para no olvidarse donde estas y de donde viniste.

    Me dieron ganas de imprimir este post y enviarselo a mis padres. Creo que a ellos les gustará leerlo 🙂

  3. Gancé Says:

    Ah bueno, contado asi, parece que fueran mas de dos años che.
    Escribir sirve para darnos cuenta de todas las cosas que pasaron en 2 años..
    Un alegron que las cosas esten saliendo bien. Pero… Este es solo el comienzo.

    Un abrazo.

  4. Rodrigo Says:

    Gracias Gancé


  5. […] leo el resúmen de 2 años de mi vida en un post viejo, y lo comparo con mi vida actual: cómoda, de abundancia, de seguridad (en todos los aspectos) y de […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: